InicioReseñasCómicsCaballero sin sonrisa

Caballero sin sonrisa

¿Qué ocurriría si el Príncipe del Crimen, Joker, abandonara su carrera delictiva y se convirtiera en un adalid de la justicia en la ciudad de Gotham?

Hay muchas, infinidad de historias que narrar sobre el Caballero Oscuro que no tienen que estar constreñidas por la continuidad, así que siempre es bien recibido un argumento que por su originalidad merece estar colocado en esa imaginaria biblioteca en la están las mejores obras protagonizadas por Batman.

Aunque en este caso, el título de la miniserie que recopila este tomo, Caballero Blanco, no se refiere para nada al Murciélago que defiende del crimen a esta oscura urbe, sino más bien al que ha sido durante años su némesis, el clown más letal, el bromista definitivo… Joker, o mejor dicho, el rostro que se ha mantenido oculto tras el maquillaje y la letal sonrisa, Jack Napier.

Un descontrolado Batman, más extremo y expeditivo que nunca, está sobrepasando las invisibles líneas que separan al héroe del criminal, transformando su cruzada en una vendetta de lo más violenta y centrándose de manera obsesivamente en la figura de su mayor enemigo.

Un último encuentro entre ambos hará que las cosas lleguen al límite, azuzado por la incesante verborrea de Joker, que logra traspasar la máscara de Batman, martilleando su cerebro, los puños tomarán un total protagonismo, dejando al payaso medio muerto y ahogándose por la sobredosis de una misteriosa medicina que, como veremos más adelante, tendrá inesperados resultados.

La confianza del Comisario Gordon, que hasta ahora apoyaba a Batman, así como la de sus hombres, e incluso de Nightwing y Batgirl, comienza a resquebrajarse ante un Batman, un Bruce Wayne cada vez más esquivo, roto por la condición de una de las personas a las que más quiere en el mundo.

Cuestionado por todos, de las sombras surge alguien que va a revelar secretos sobre él. Se trata de un recuperado Jack Napier, que ha conseguido curarse de su locura y junto a su amada Harleen Quinzel, iniciará una campaña en la que va a mostrarle a los gothamitas todos los trapos sucios que hasta ahora desconocían y que implican al Caballero Oscuro, junto a las fuerzas de la ley y los políticos de la ciudad.

Y para ello, Napier va a utilizar toda la inteligencia que hasta ahora ha caracterizado a Joker, haciendo uso de sus contactos con los bajos fondos de la ciudad y esa galería de villanos que tan bien conocemos los lectores de las aventuras de Batman.

Aunque el pasado siempre regresa para recordarnos los pecados y errores. En este caso en la piel de esa “otra” Harley Quinn que sustituyó a la original que, herida, se apartó a Joker. Del desprecio y el desamor nacerá una peligrosa enemiga.

¿Es real la curación de Jack Napier? ¿Por qué Batman se convierte en el enemigo número uno de la ciudad de Gotham?

Todas estas preguntas y muchas más van a ser contestadas en esta potente historia creada por el talentoso autor Sean Murphy, al que ya conocemos por maravillarnos en otras obras como Punk Rock Jesús o Joe el bárbaro (junto a Grant Morrison).

Como os decía al principio, Murphy se salta la continuidad y, eso sí, respetando al máximo la personalidad de los personajes, nos los muestra como nunca antes los habíamos visto comportarse: Un Batman brutal, pasado de rosca en su lucha contra el crimen; Un Joker que le confiesa que no es nada sin él, llevando a un terreno hasta ahora inexplorado su compleja relación.

Y en lo gráfico, ¿Qué os puedo decir? Desde la primera página hasta su conclusión, Murphy nos regala un auténtico tour de force que nos dejará visualmente extasiados. En pocas ocasiones Gotham ha sido plasmada tan bien como en este cómic, llena de detalles que nos va a obligar (con placer) a mirar una y otra vez las viñetas, en las que siempre podremos encontrar algún detalle que se nos ha escapado.

Como ejemplo de esto que os comento, echadle un vistazo a esa viñeta página, espectacular, que nos muestra cómo es la celda de Joker en el asilo Arkham…

Obra ésta que, merecidamente, ha elevado varios peldaños la carrera de Sean Murphy como autor completo y que, claro está, debido a su éxito, pedía una continuación, secuela que también hemos podido disfrutar en La maldición del Caballero Blanco, que ya ha sido publicada como miniserie en nuestro país por ECC y que seguro que en breve será también recopilada en uno de estos lujosos volúmenes a los que nos tiene acostumbrados la editorial.

Tomos que, como este, vienen trufados por unos jugosos extras: Portadas alternativas, diseño de personajes, etc…

Con una historia como ésta, siempre apetece regresar a Gotham.

Batman: Caballero Blanco

Autor. Sean Murphy

Tapa dura

Color

232 págs.

25 euros

ECC Ediciones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimos artículos

Línea Cinética