InicioReseñasCómicsPese a todo, Amor

Pese a todo, Amor

El autor de estos relatos cortos demuestra que entre humanos y bestias, pese a las obvias diferencias, puede surgir ese único sentimiento.

La irrupción de Nagabe en el panorama nacional, con su manga La pequeña forastera fue en su momento un soplo de aire fresco. Se trata de un dibujante con un estilo muy reconocible, que aunque guarda la herencia nipona del manga, se nutre gráficamente de la admiración del autor por pintores e ilustradores europeos, como Alfonse Mucha, como él mismo ha confesado.

Pero lo que, a mi parecer, le distingue de otros narradores, al menos según mi parecer, es la aparente facilidad con la que suele mezclar en un mismo argumento el misterio con momentos de lo más cotidiano (pese al extraño aspecto de sus protagonistas) e incluso con instantes de auténtico terror, cosa que ha convertido  las peripecias de la pequeña Shiva y su amigo y protector, el monstruoso Doctor, en una historia que devoramos cada vez que llega a las librerías un nuevo volumen.

Es por todo esto que la salida de estos “Amores insólitos” es toda una celebración para los que ya nos consideramos fans de su creador, ya que viene a confirmar todo lo que afirmo anteriormente, muy rotundamente en algunas de las seis historias que el tomo contiene.

En ellas, como su título indica vamos a conocer relatos en los que seres humanos, niños, jóvenes o muchachas, abren su corazón ante el sentimiento que les atrae no hacia una persona de su misma raza, mismo o distinto sexo, sino hacia animales (y algún que otro ser que va más allá y al que no encontrareis en ningún tratado de zoología…).

Enormes aves, lobo, un enorme murciélago, un león albino y, para rematar, un habitante de la más terrible de las pesadillas.

El amor nace del cuidado ante una enfermedad, como le sucede a Gerda, que mira al cielo y sonríe cada vez que oye el aleteo de su adorada Daisy, a la que hace un regalo.

¿Qué ocurre cuando un pequeño lobezno es criado por humanos, creciendo como un niño, después un joven y más tarde como adulto? ¿Y si este se viera en la obligación de educar a una niña salvaje, cuyo comportamiento se acerca más al animal que al humano?

El hallazgo de una escuálida niña hace que una enorme ave rapaz se relama de gusto pensando en el festín que va a celebrar con ella, pero a medida que pasa el tiempo y la cría se recupera, sentimientos encontrados surgirán en la mente del captor, que guarda en su despensa lo suficiente para asegurarse una “manutención” diaria…

Gura y Corey son humana y vampiro, una unión extraña, que disfruta de su estancia en un enorme palacio del que son los únicos habitantes. Tan solo algunos animales que sirven al vampiro son los testigos de los bailes y la relación de ambos.

A veces, una característica física, en este caso el albinismo, puede unir a un joven y un majestuoso león que pasa sus días en el zoológico donde el chaval lo visita y poco a poco va enamorándose de él, su porte, ya que es el rey de la manada. Así puede olvidar las burlas a las que se ve sometido en la escuela. Pero, ¿y si hubiera un hecho que lo une aún más al animal?

Y para concluir el volumen, la historia de una joven ciega, recluida a la fuerza por un temible monstruo que con un ingenioso (y terrorífico ardid) trata de convencerla de que su compañía es humana. Con el tiempo ella se dará cuenta de que nada es lo que parece.

Atreveos a disfrutar de estos relatos tan especiales, donde el amor supera todas las barreras, dotando a los animales de sentimientos muy humanos, y que vienen firmados por uno de los grandes mangakas del panorama actual, Nagabe.

Historias cortas de Nagabe: Amores insólitos

Autor: Nagabe

Tapa blanda

B/N

Sentido de lectura oriental

208 págs.

9,95 euros

ECC Ediciones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimos artículos

Línea Cinética