InicioReseñasCómicsEl negro corazón del cazador

El negro corazón del cazador

Llueve sobre la jungla de asfalto, y comienza una letal y oscura cacería… La presa, ¡Spiderman!

Desde que aquella araña radiactiva le picó, la vida del joven Peter Parker ha sido lo más parecido a una desquiciada montaña rusa. Y aunque con el paso de los años, y muchas aventuras, se ha convertido en el defensor número uno de la Gran Manzana, a lo largo del camino ha padecido golpes tan extremos que a una persona con un carácter diferente no le habría costado nada abandonar esa trayectoria como superhéroe, convirtiéndose en alguien anónimo y, sobre todo, a salvo.

La muerte y el drama le han perseguido, y es justamente en el inicio de esta miniserie cuando vemos que el fantasma y recuerdo del finado Ned Leeds, que adoptó durante una letal temporada la personalidad y máscara de Hobgobling, ronda la cabeza de Peter Parker mientras se balancea entre los altos rascacielos de la urbe, acosándole como una pesadilla-

Pero lo que no sabe es que va a convertirse en el peón, la pieza de un peligrosísimo juego, tal vez el peor que le tocará vivir…

Kraven el Cazador, personaje del que hasta ahora hemos conocido poco, se nos va a desvelar como el vástago de unos padres rusos, que tuvieron que abandonar una vida de lujo, expulsados de su Rusia natal, convirtiéndose en unos pobres inmigrantes más.

Una instantánea recoge aquellos años en los que Sergei era un frágil niño, sin un atisbo de lo que llegaría a convertirse con el tiempo. Y es justo ahora cuando una oscuras visiones le persiguen, ya que aunque a lo largo de su vida, una cacería sin fin, ha masacrado a todas sus piezas (buena prueba son los cuerpos disecados de estas…) aún le queda una, la peor de todas, la que le ha vencido una y otra vez, escurriéndose entre sus dedos y dejándole una herida, una invisible picadura cuyo dolor hace que se lance en la que será su última cacería.

En esta intensa narración hay otros dos personajes que van a sufrir en sus carnes la ciega obsesión de Kraven: La primera de ellas es Mary Jane Watson, flamante esposa de Peter, que aún no ha podido olvidar la felicidad de su reciente unión con el que se ha convertido en el hombre de su vida.

Acostumbrada como está a que Peter se enfunde su traje y salga por la ventana, el temor crecerá en su interior cuando éste desaparezca durante demasiado tiempo y los periódicos reflejen los violentos actos del que hasta ahora ha sido un defensor del bien…

Y bajando a las cloacas, un ser del que prácticamente ya no queda nada de humanidad, que vive en las sombras y se alimenta de carroña y las ratas que le rodean. Su nombre es Alimaña, y va a tener un papel muy importante en el argumento de este cómic, nacido de la fértil imaginación de uno de los grandes guionistas del panorama norteamericano en los años ochenta y noventa, J.M. De Matteis, que tuvo que luchar duro contra más de un reticente editor para venderle esta dramática historia que ponía a sus protagonistas ante situaciones límite y extremadamente adultas.

Y junto a él, uno de esos dibujantes que marcaron una época, con un trazo único, que redefinió gráficamente (y de una manera muy adecuada) a Frank Castle, Punisher, y que aquí nos regala unas escenas icónicas que han quedado para siempre en la retina de los lectores que han disfrutado de este cómic, Mike Zeck.

Panini Cómic reedita esta miniserie en su línea Must Have, y el volumen viene trufado no solo con el cómic, sino que incluye las portadas originales a lápiz y mucha, muchísima documentación que nos sitúa a la perfección en la época y dentro del universo arácnido, en el cual esta historia fue un auténtico punto y aparte.

Marvel Must Have 25. Spiderman: La última cacería de Kraven.

Guion: J.M. De Matteis

Dibujo: Mike Zeck

Tapa dura

Color

160 págs.

15,00 euros

Panini Cómics

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimos artículos

Línea Cinética