InicioReseñasCómicsLa ajetreada existencia de un hombre araña

La ajetreada existencia de un hombre araña

Culmina en este segundo volumen el impresionante trabajo de John Romita al frente de las aventuras de este “otro” Spiderman.

Vuelvo a avisaros, por si alguno aún no lo sabe. Cuando digo “otro” me refiero a que este Peter Parker no se rige por las leyes de la continuidad de sus comic-books. Digamos que las aventuras narradas en estas tiras son otra vida, una existencia paralela que el Trepamuros vivió durante un buen puñado de años.

Pero vamos a lo importante, y lo primero son sus peripecias, que en esta segunda entrega van a estar marcadas por la fijación que cierto rollizo vilano tiene hacia el protagonista. Y es si algo caracteriza a Kingpin no es precisamente lo amplio de su perímetro, sino que cuando quiere vengarse de alguien llega hasta las últimas consecuencias (y si no que se lo digan al pobre Matt Murdock…).

En este caso, la fijación se fragua desde la prisión donde el protagonista lo mandó en su último enfrentamiento, que desgraciadamente terminó con Vanessa, la bella mujer del criminal, condenada a estar sentada en una silla de ruedas de por vida, cosa que Kingpin no perdona, aunque realmente todo sucedió por su culpa.

Así que elabora un retorcido plan para hacerle creer a los ciudadanos de New York que el héroe se ha pasado al lado oscuro, al criminal. Y para ello contará con la ayuda de Nino, un joven acróbata que hará que el propio Peter Parker se plantee si no está enloqueciendo…

Curiosamente, algo que caracteriza a estas tiras es que no vamos a encontrarnos en ellas grandes sagas con multitud de héroes enfrentándose a criaturas que viene de más allá del espacio. Todo es mucho más urbano, y en algunas de ellas, hasta los villanos de la función carecen totalmente de superpoderes. Como la protagonizada por Lombard, un tipo ingresado en un sanatorio mental que, tras huir y un rápido cambio de rasgos previo paso por la consulta de un cirujano, se transforma en Loomis, el carismático líder de una secta hacia la que se va a acercar más de lo deseable Carole, que sin pretenderlo va a meter a su atribulado novio en más de un problema.

Precisamente, al sentirse perseguida por algunos acólitos de este tipo, la guapa rubia decide salir de escena durante una temporada, dejando el puesto de novia oficial a ¿quién? Pues está claro, a Mary Jane Watson, que hará que Peter se olvide, al menos momentáneamente, de sus problemas, que van a ir creciendo, como ya todos podéis suponer…

Y es que precisamente, Mary Jane se ha buscado un trabajo junto a un tipo que tampoco puede dormir pensando en el Hombre Araña: Kraven el Cazador, que pretende darle caza como si se tratara de una pobre gacela.

En ocasiones, las mejores intenciones pueden llevarnos por el camino equivocado. Perfecto ejemplo de esto es la siguiente trama, en la que Hobie, un joven limpia ventanas, en su afán por convertirse en héroe, creará al Merodeador, un villano que le va a poner las cosas difíciles a Spiderman.

Tanto ajetreo villanístico llevará al pobre Peter a abandonar su carrera de defensor de los débiles, protagonizando un argumento en el que poco, o casi nada, veremos a su alter ego.

Pero claro, no temáis, que la responsabilidad de Peter Parker es grande, y pese a todos sus problemas (la pobre tía May, su identidad secreta, la falta de dinero…) volverá una y otra vez a defender a la ciudad por la que se columpia, bajo la máscara de uno de los mayores héroes de todos los tiempos, ¡el Espectacular Spiderman!

Stan Lee, con la chispa que le caracteriza como guionista, junto al talento hecho dibujante, John Romita, nos regalan unas historias super divertidas, en las que podemos constatar lo gran dibujante que era Romita, dejándose la vista en una viñetas super detalladas, tanto en los fondos, escenarios, como en todos esos personajes que pululan alrededor de los protagonistas en la Gran Manzana. Un tour de force que, debido a sus otros trabajos para La Casa de Ideas, tuvo que abandonar en 1980 y dejar en las manos de Larry Lieber, hermano de Stan Lee, que seguiría al frente de las tiras durante muchos años.

Esta magnífica edición se completa con interesantes textos que nos sitúan en la época,  revelándonos algunas curiosidades y anécdotas (no os perdáis la referente a cierto ex presidente de gobierno…).

Si sois fans del personaje, esta recopilación de sus tiras de prensa no puede faltar en vuestra Spider-biblioteca. ¡Excelsior!

El Asombroso Spiderman: Las tiras de prensa 2

Guion: Stan Lee

Dibujo: John Romita, Larry Lieber

Tapa dura

B/N y Color

320 págs.

39,95 euros

Panini Cómics

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimos artículos

Línea Cinética