Tocata y fuga

¿Pensabais que esto había terminado? ¡Agarraos los machos, por la huida de los protagonistas de este adrenalínico cómic acaba de comenzar!

Eras un tipo normal y corriente, bastante corriente. Con un trabajo de mierda y una vida idem. Pasabas mucho rato junto a Vinz, tu colega de siempre y compañero de piso, malviviendo en ese lugar infestado de cucarachas, sito en un barrio chungo, que parece sacado de la peli Training Day, donde los chulesco miembros de las bandas locales te dejaban tranquilo porque eres pequeñito y cabezón.

Pero de repente, todo cambia de golpe y porrazo. Y nunca mejor dicho, ya que un aparatoso accidente de tráfico (¿a quién se le ocurre distraerse mirando a la que puede ser la mujer de tu vida?) hace que tu existencia de un vuelco, y casi desde el momento en el que te vuelves a poner de pie, ves tu vida amenazada por unos tipos que visten de negro y que, al contrario de lo que puedan parecer, no luchan contra las posibles amenazas que viene del espacio exterior, sino que ellos SON esa amenaza. Aunque tú aún no lo sepas, y tan solo te dediques a salir por patas de tu piso, tu barrio y tu ciudad, estos agentes del gobierno de los sacrosantos Estados Unidos de América no son otra cosa que alienígenas que hace ya mucho que se integraron en nuestra sociedad, con oscuras intenciones.

Y te ves metido de cabeza en lo más parecido a una peli de serie B, con tiroteos, seres tentaculares, cucarachas que te hacen caso. Y agarras una pistola, cosa que nunca habías hecho, y pareces el prota de una peli de John Woo, saltando y disparando como si no hubiera un mañana.

Tu amigo Vinz, que parece el retoño del ígneo Johnny Blaze te mira, flipado, mientras dejas a Hattori Hanzo a la altura de un simple aficionado, katana en mano, rebanando pescuezos en el momento en el que conoces a la jefa de la mafia japonesa en la ciudad, Lady Tanaka, pero es demasiado tarde para que te ayude, ya que el clan chino de los bajos fondos hace su aparición y, paf, la tenemos liada…

Todo para acabar en el desierto, atrapado dentro de un restaurante de carretera, traicionado inesperadamente, y con el cañón de una automática apuntando a tu cabeza.

Y mientras todo este follón cae sobre tus espaldas, sin tú saberlo, un grupo de aguerrido defensores del bien oyen la llamada y se preparan para volver a la acción. Ellos son los Luchadores, esos a los que seguías a través de la caja tonta, y que no son solo un espectáculo catódico, sino mucho más.

¡Hey, y tú, lector, que babeas al pasar cada página de este espectacular cómic, alucinando con la propuesta de su autor, Run, al que todos los que nos mola este rollo ya conocemos gracias a su impactante Doggybags, ve corriendo a tu librería y agarra el segundo número de Mutafukaz si quieres saber qué le pasará a Angelino a Vinz en esta bizarra aventura que protagonizan!

Mutafukaz 2

Autor: Run

Tapa blanda

Color y b/n

128 págs.

19.90 euros

Dibbuks

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimos artículos

Línea Cinética