InicioReseñasCómics¡Todo al gris!

¡Todo al gris!

Con un giro inesperado en el rumbo de la colección, nos trasladamos a una urbe que nunca duerme, donde el ruido de las tragaperras se convierte en una constante banda sonora.

¡¡BOOOM!! El temido hongo radiactivo fue la sentencia de muerte firmada por El Líder, archienemigo del protagonista de este cómic.

En todos los noticiarios del país se anunció la muerte del doctor Bruce Banner y su reverso verde, el hasta ahora imparable e increíble Hulk…

Todos sus amigos, mujer, lloraron la pérdida de este gran científico que arriesgó su vida para salvar la de un muchacho, sin poder adivinar que a partir de entonces la suya propia  iba a cambiar radicalmente.

Pero, ¿y si no hubiera muerto?

En medio del desierto norteamericano existe  un vergel en el que los hombres y mujeres acuden para jugárselo todo a una carta. El destino, la suerte, pueden hacer que salgas de allí subido en una gran limusina, bebiendo champán del caro, o que te encuentres sentado en la acera cercana a ese casino en el que has perdido hasta la camiseta.

Sí amigos, Las Vegas es nuestro próximo destino, un lugar en el que ese mundo superheroico que pulula en las páginas de los cómics producidos en La Casa de las Ideas parece no existir, y cuenta con sus propios personajes, y problemas.

Uno de esos casinos pertenece al Sr. Berengetti, o Sr. B, como también es conocido, un tipo que mantiene todo en orden con la ayuda de una plantilla de profesionales que saben hacer muy bien su trabajo, ya sea en la zona de tragaperras, en las mesas de blackjack o en esa ruleta que nunca se detiene.

Pero claro, en una ciudad así existe una brutal competencia entre los negocios, y de vez en cuando surge una peligrosa chispa, cómo cuando una facción de la villanesca organización Maggia quiere hacerse con toda la actividad empresarial del lugar, enviando al lugar a unos operativos que, tras una bonitas palabras, esconden métodos expeditivos.

Lo que ellos no saben es que en una suite especial del casino del Sr. B se ha instalado uno de sus mejores, si no el mejor, de sus hombres. Un tipo con el que no vas a querer enfrentarte si eres lo suficientemente inteligente, y cuya principal misión en el trabajo es ocuparse de arreglar cosas, de ahí el nombre por el que se le conoce, Sr. Arréglalo (muchos le conoceréis como Mr. Fixit, la versión en inglés).

Vestido con el paño de mayor calidad, con un sombrero que oculta parte de sus facciones, cuando el tipo aparece en escena todos palidecen, ya que a partir de ese momento tan solo van a hablar sus poderosos puños enguantados.

Y sí, para los que aún no os hayáis percatado, Arréglalo no es otro que Hulk, que increíblemente se ha metamorfoseado en este tipo más bajito que la versión verdosa, que aquí ha adoptado el color gris, se expresa con total claridad e inteligencia y, sobre todo, cuando no está repartiendo mamporros, le gustan disfrutar de todos los placeres que le ofrece el lugar, teniendo siempre a su disposición una legión de admiradoras con las que suele compartir mucho más que palabras.

A lo largo de los veintitantos números de la colección incluidos en este segundo volumen que recopila la imprescindible etapa firmada por el guionista Peter David, en este caso acompañado en todas por el dibujante Jeff Purves, vamos a poder disfrutar de uno de los arcos argumentales más originales que un guionista ha parido en el Universo Marvel.

Además del sufrido Sr. Berengetti, otra de las nuevas incorporaciones al dramatis personae de esta etapa será la atractiva Marlo Chandler, una instructora de aerobic que va a beber los vientos por el arisco Arréglalo, y que, sin ella sospechar que son la misma persona, pedirá ayuda en más de una ocasión a su atribulado alter ego ( o era al revés) Bruce Banner.

Mafiosos, competiciones entre ciborgs, la aparición de cierto dictador latverio, ¿un Hulk verde?, La adorable Cosa de ojos azules, una presencia demoniaca, dos peligrosos señores del mundo onírico…

Si el Hulk gris pensaba que en Las Vegas iba a encontrar algo de tranquilidad, me temo que está totalmente equivocado.

Una etapa ésta genial, en la que Peter David demuestra una vez su talento, su vis cómica, y sobre todo, por qué con el tiempo se convirtió en uno de los nombres más importantes en toda la historia del Coloso Esmeralda.

Marvel Héroes 108. El Increíble Hulk de Peter David: Perdido en Las Vegas

Guion: Peter David

Dibujo: Jeff Purves

Tapa dura

Color

576 págs.

45 euros

Panini Cómics

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimos artículos

Línea Cinética