InicioReseñasCómicsMuerte entre los árboles

Muerte entre los árboles

El terror más absoluto nos espera con una definitiva edición de la obra creada por el talentoso tándem formado por El Torres y Gabriel Hernández Walta, además de otras espeluznantes novedades editadas por Karras.

Han pasado algunos años desde que muchos de los que ahora somos fans irredentos de su obra nos dejamos llevar de la mano al interior de este infausto lugar, Aokigahara. Frondoso parque, “mar de árboles” al pie del bello monte Fuji en Japón, lugar que se ha hecho famoso no por sus paisajes, sino por el alto índice de suicidios que se han cometido en su interior.

Y a partir de este hecho nace El bosque de los suicidas, obra publicada en nuestro país por Dibbuks y cuya edición no dejó del todo contentos a los autores.

Ha tenido que pasar, como ya decía anteriormente, el tiempo para poder recuperar los derechos de la ésta y ofrecérsela a los lectores (nuevos y antiguos) en todo su esplendor. Los que tengáis la primer edición podéis colocar al lado la de Karras y alucinar. La que ahora ha publicado la editorial con base en Granada poco tiene que ver con la primigenia versión: Los colores se salen de las viñetas, los trazos de Hernández Walta, tan reconocibles por su maestría, ahora podemos disfrutarlos en todo su esplendor. En definitiva, es un nuevo cómic.

Y por si esto no fuera suficiente, El Torres, que además de ser uno de los grandes guionistas con los que contamos en nuestro país, ha vuelto a rotular toda la obra, con ese talento que le ha hecho ganar más de un galardón por esta labor tan importante y poco tenida en cuenta en muchas ocasiones.

Todo esto, junto a una nueva portada, convierte a esta edición de Karras Cómics en la de verdad, la única, la definitiva, the one and only, con la que sus autores soñaron.

¿Alguien en la sala que desconozca su argumento?

Su protagonista es  Ryoko Watanabe, una joven guardabosques del parque de Aokigahara. Además de conocer el lugar como la palma de su mano, una de sus labores es vigilar, e intentar evitar, junto a su perro Shiro, que algunos de sus visitantes tengan intenciones suicidas. Hecho que, por desgracia, hay ocasiones en que le es imposible, debido a la gran extensión que el bosque ocupa.

Una vez cometido el luctuoso suceso, Ryoko utiliza sus conocimientos y se convierte en exorcista, liberadora de esos espíritus que de una forma u otra, permanecen anclados en nuestra realidad.

En paralelo, seremos testigos de la historia de Alan Talbot, un norteamericano que acaba de romper su relación con la joven Midori, sumiéndola en un estado de desesperación extremo que la lleva, tras la negativa del gaijin Alan a volver junto a ella, a dirigir sus pasos hacia cierto bosque…

Es justo entonces cuando el horror comienza, en forma de espíritu iracundo, que se irá abriendo paso entre los conocidos del joven de forma muy sangrienta, exigiendo su amor incondicional y sumiendo a éste en un estado de total desesperación, ahogado por la culpa y el remordimiento.

Sin querer desvelaros mucho más de la trama, comentar que los caminos de Ryoko y Alan se cruzarán, pero hay otros elementos de este bosque, alguien del pasado de la joven guardabosques, que va a reclamar su atención…

Los que ya lo disfrutamos de ella, volveremos a pasar miedo. Y los que aún no lo conozcáis, ay, tened cuidado, mucho cuidado al internaros en este peligroso lugar.

¡Pero no se vayan todavía, que aún hay más!

Como regalo, los amigos de Karras han editado un cómic en grapa, Cuentos del bosque de los suicidas, con una nueva portada doble del simpar Fran Galán (Goya, lo Sublime Terrible), y que contiene dos historias dibujadas por él: Retorno, donde volvemos a encontrarnos con Ryoko, a la que dos jóvenes estudiantes piden ayuda, tras ser perseguidos por la aterradora presencia de Sumiko, una joven con la que comparten una oscura historia.

En el otro relato, Sacrificio, Tamura, un orondo oficinista, pretende cobrarse su particular venganza contra los compañeros de trabajo, que le han convertido en objeto de sus chanzas.

Lo que él no sabe es que este bosque exige siempre su peaje, y él tendrá que “abonar” el suyo.

Otro talento de lo gráfico, Jesús C. Gan, completa la trilogía de cuentos con Abandono, donde nos meteremos en la cabeza y pensamientos de un ahorcado.

Junto a estas maravillas guionizadas por El Torres, textos firmados por Juan Rodríguez Millán, Julia Rigual Mur y el propio guionista, que nos sumergen aún más en la leyenda de Aokigahara y su aparición en otros cómics y medios.

¿Pensabais que aquí acababa la cosa?

Para nada, amigos míos. Como aterrador colofón a estas novedades, la edición en tapa dura de La llamada del bosque de los suicidas, firmada por Desiree Bressend al guion y Rubén Gil e Irene Roga en el apartado gráfico.

En ella conoceremos a Portia, una pelirroja chica estadounidense que, ahogada por los dolorosos recuerdos y la soledad, solo ve una escapatoria a su situación actual, y su nombre es Aokigahara, lugar al que va a suicidarse, sin saber que sus problemas solo han comenzado.

Rescatada por Ryoko, a la que han vuelto a restituir en sus puesto de trabajo tras los luctuosos sucesos ocurridos en El bosque de los suicidas, ésta va a convertir en su cuidadora, su ángel guardián, por llamarlo de alguna manera.

Pero hay una invisible cadena que une a Portia con el bosque y sus “particulares” habitantes, que la van a visitar y acosarán en forma de yokai, surgiendo la duda sobre lo que ocurrió en aquel lugar. Tan solo Ryoko, aconsejada por un sacerdote shinto y otro budista, sabrá lo que hacer para liberar a la joven de las aterradoras presencias.

Esta historia no solo recoge el relevo de  la creación de El Torres y Hernández Walta, mostrándonos como continúa la vida de Ryoko Watnabe, la joven guardabosques-exorcista acuciada por la presencia de su propio padre, uno de los espíritus que habitan el lugar, sino que además los autores nos exponen el choque cultural que se produce, lo que los occidentales pensamos que es la cultura japonesa, el manga, el anime, el cosplay, sin tener en cuenta las tradiciones milenarias, la verdadera esencia de la forma de ser y pensar de los nacidos en el País del Sol Naciente.

Preparaos para internaros en este bosque, donde el terror, lo oscuro, os espera para rozaros con su gélida mano…

El bosque de los suicidas

Guion: El Torres

Dibujo: Gabriel Hernández Walta

Tapa dura

Color

104 págs.

18 euros

Karras Cómics

La llamada del bosque de los suicidas

Guion: Desiree Bressend

Dibujo: Rubén Gil

Tapa dura

Color

116 págs.

18 euros.

Karras Cómics

Cuentos del bosque de los suicidas

Guion: El Torres

Dibujo: Fran Galán, Jesús C. Gan

Grapa

Color

48 págs.

(Regalo con la compra de los anteriores)

Karras Cómics

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimos artículos

Línea Cinética