Salto de fe

Regresamos, por última vez, a esas peculiares tierras donde Boone Dias ha vivido las aventuras más espectaculares y resuelto los misterios más intrincados.

Y lo hacemos para encontrarlo exiliado, de la Tierra, donde ya no le queda nada ni nadie por los que volver, y de sus amigos en Ether. Alejado de todo y todos pasa los días hasta que un visitante inesperado vuelve a prender la llama que aún no se había extinguido en su interior. Y en esta ocasión el misterio que habrá de resolver implica a alguien por el que Boone siente una atracción especial, pese a los errores cometidos en el pasado.

Como ya podréis adivinar por el título de este tercer volumen, el caso se va a centrar en lograr encontrar a Violeta Campana, el hada con la que ha vivido más de una aventura. Pero para ello, Boone tendrá que romper con esa soledad que él mismo ha elegido y volver a reunirse, si es que éste quiere, con el que ha sido, pese a todo lo ocurrido, su mejor amigo y perfecto ayudante en estas mágicas tierras, el simiesco Glum.

Pues bien, una vez rehecho, al menos de momento, el equipo de antaño, parten hacia el lugar de los hechos, donde Boone se va a enfrentar con la ayuda de algunos artilugios y su inteligencia al gran enigma. Y es que, en medio de la gran masacre cometida entre el pueblo faérico, se esconde alguien que no os voy a revelar y que posee la respuesta a todo lo que ha ocurrido y que va a llevar al protagonista a enfrentarse con ese gran enemigo al que hemos conocido desde la primera entrega de esta serie. Un ser maléfico que ha ido tirando de los hilos hasta hacerse con el poder en la capital de Ether. Se trata, claro está, de Ubel, el bibliotecario.

Pero antes del inevitable encuentro, Boone y Glum van a vivir una y mil peripecias, alguna de ella provocada por el despiste del propio investigador, como las que les suceden y casi no cuentan a bordo de un barco pirata que los va a conducir por aguas procelosas y la mar de letales…

¿Y qué deciros del encuentro con cierto grupo de dioses que no siente demasiada simpatía por el protagonista? Tan solo su ingenio le sacará de más de un aprieto y, claro está, la inesperada intervención de un aliado al que ya conocemos todos, y que terminará por formar este curioso grupo que recorre de cabo a rabo las peligrosas extensiones de Ether.

Desde el principio, hasta este volumen final, la aventura ha estado presente. Esa pulsión por la que Boone Dias lo abandonó todo, en esa gris Tierra que no parecía ofrecerle nada y de la que se despidió sin mirar atrás, herido por haber perdido, entre viaje y viaje, a su mujer e hijas.

Muchas peripecias y misterios han sido narrados en sus páginas por una pareja de creadores de excepción, el guionista norteamericano Matt Kindt (MIND MGMT, Revolver, Dept H…), que como buen alquimista de la ficción que es, sabe mezclar a la perfección acción, misterio, humor y drama, resultando una poción que nos atrapa desde la primera página.

Pero claro, la otra parte del tándem no podía ser menos, y David Rubín, autor español con una exitosa carrera a nivel internacional, cumple a la perfección con su tarea, ofreciéndonos a los lectores unas páginas en las que su estilo se torna oscuro en las situaciones más dramáticas, para mutar a un trazo más humorístico en otras en las que la comedia aparece, de ahí su versatilidad.

Y esto no es todo, ya que para este autor cada página es un reto, un juego entre él y el lector, al que demuestra una y otra vez las infinitas posibilidades de este medio en el que él es uno de los autores más interesantes del momento.

Mención aparte son las magníficas cubiertas de cada número, porque Rubín es, además, un gran portadista, regalándonos aquí una autentica galería para enmarcar.

Un dúo creativo que funciona tan bien que se ha transformado en trío tras unirse a ellos Jeff Lemire (Black Hammer, Gideon Falls, Royal City…), otro de los grandes guionista del momento, en un nuevo cómic titulado Cosmic Detective, que ojalá no tarde mucho en ser publicado en nuestro país.

Llega la culminación de esta serie, con un final acorde a lo narrado, que os va a deparar infinidad de sorpresas y buenos momentos en ese mundo, Ether, donde reina la imaginación y en que el protagonista de la historia conocerá finalmente cuál es su destino, y lo afrontará sin mirar atrás.

Ether 3. La desaparición de Violeta Campana.

Guion: Matt Kindt

Dibujo: David Rubín

Cartoné

152 págs.

17 euros

Astiberri

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimos artículos

Línea Cinética