InicioReseñasCómicsAlas en el cielo

Alas en el cielo

Una visión de la Segunda Guerra Mundial como nunca habíamos visto, de la mano de un auténtico equipo de lujo.

Ahora ya sabemos cuál fue el destino de los mayores héroes de Spiral City, así que toca retroceder en el tiempo, concretamente a la Edad de Oro de los héroes y cómo estos tuvieron un importantísimo papel en el mayor conflicto bélico que padeció el planeta.

Pero esta historia comienza en el presente, con tres ancianos que viajan en un coche, se han reunido después de mucho tiempo y, claro, es natural que los recuerdos afloren.

Ellos son JP, Li y Wingman, un viejo superhéroe.

Y las palabras nos hacen retroceder, al campo de batalla. Los nazis cada vez se encontraban más acorralado debido al avance de las tropas rusas, que los iba arrinconando más y más mientras el contingente norteamericano golpeaba fuerte.

Uno de los grandes protagonistas de estas batallas, concretamente las que sucedían en el cielo, fue el Escuadrón Martillo Negro. Capitaneado por el heroico Martillo Hawthorne y dos de los hombres que viajan, en el presente, en ese auto, JP y Li.

Una última misión les es encomendada. Deberán rescatar a una familia de científicos, los Greenbaum, con los que gracias a sus conocimientos, la balanza puede inclinarse del lado aliado.

Pero claro, el camino hacia el campo de prisioneros donde se encuentran retenidos no va a ser sencillo, más bien todo lo contrario, ya que el ejército alemán no quiere vender barata su derrota, por lo que en los peligrosos cielos se van a enfrentar a más de una amenaza. Y la más letal de ellas, la más temida, es el mejor e imbatible Cazador Fantasma, un auténtico asesino letal, que tan solo disfruta de la vida cuando se encuentra a bordo de su avión, masacrando a los enemigos.

A lo largo de esta historia, disfrutaremos de la aparición especial de algunas caras conocidas, como Golden Gail y Abraham Slam. Ambos van a resultar de mucha ayuda a este Escuadrón Martillo Negro, que lo va a sacrificar todo ante su némesis aérea y los robots gigantes rusos comandados por Nazarova…

Jeff Lemire demuestra, una vez más, su inagotable imaginación y capacidad para presentarnos a un plantel de personajes nuevo y original en una aventura trepidante. Y por si esto fuera poca cosa, introduce en la trama el tema del racismo, ya que los miembros de este escuadrón tan especial son hombres negros y un asiático, de ahí que, “casualmente”, les encargaran las misiones más letales, suicidas.

Toda la historia viene envuelta por una capa de sentimentalismo y nostalgia representada por ese trio de ancianos que se dirigen hacia un lugar que solo conoceremos al final de la historia y a los que ya solo les quedan los recuerdos de otra época más luminosa.

Si a Lemire unimos el talento del coguionista Ray Fawkes (junto al que firmó una etapa de la colección Constatine) y el de uno de los autores más interesantes del panorama norteamericano, Matt Kindt (del que ya hemos disfrutado, en el papel de guionista junto a David Rubín, de la magnífica Ether) con ese estilo gráfico tan personal, el resultado no puede ser más satisfactorio, enriqueciendo más ese personal universo superheroico creado por el guionista canadiense del que, en un futuro no muy lejano podremos disfrutar de más miniseries firmadas por él e ilustradas por grandes nombres del cómic: Skulldigger and Skeleton Boy; Colonel Weird y Barbalien, dibujadas por Tonci Zonjic, Tyler Crook y Gabriel Hernández Walta, respectivamente.

¡Agarraos fuerte a los mandos del avión porque este viaje será inolvidable y muy, muy movido!

Black Hammer ´45

Guion: Jeff Lemire

Dibujo: Ray Fawkes, Matt Kindt

Tapa dura

Color

120 págs.

15 euros

Astiberri

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimos artículos

Línea Cinética