¿Ave Satani?

Viajemos al pasado de nuestro país, 1609, para conocer un oscuro caso de supuestas posesiones demoniacas que tal vez no fuera lo que aparentaban…

La génesis de este cómic es de los más curiosa, y única.

En los tiempos actuales, y sobre todo debido a la precariedad de esta profesión, para los autores de cómic resulta un auténtico maná caído del cielo cuando una de sus obras es comprada por una productora para ser trasladada a la gran pantalla o al formato televisivo. De hecho, son muchas las propuestas que se crean directamente con esa idea, aunque para citar algún ejemplo tendríamos que trasladarnos fuera de nuestras fronteras.

Con la proyecto ya vendido para ser convertida en serie de televisión en una de las múltiples plataformas de las que podemos disfrutar en nuestro país, sus creadores, el guionista David Abajo, junto a Javier Quintas, director, ambos muy aficionados al Noveno Arte, tuvieron una genial ocurrencia.

¿Por qué no llevar la trama primero al mundo de las viñetas, el Cómic, y convertir el argumento en, digamos, una especie de muestra gráfica de lo que podía ser la traslación catódica?

Pero claro, para que el producto fuera lo más redondo posible había que sumar al proyecto a dos profesionales, de los mejorcito que se puede encontrar en el universo viñetil. Y después de pensarlo mucho, se llegó a la conclusión de que el argentino Ignacio Noé (Helldorado) se encargaría de la parte gráfica, y un viejo conocido de los lectores españoles, el guionista malagueño El Torres (Galdós y La Miseria) adaptaría el argumento cinematográfico para llevarlo a las viñetas de un cómic.

La verdad, ahora que uno puede disfrutar de la lectura de él, el resultado no pueda ser más gratificante, ya que la unión de estos talentos, todos los implicados en el proyecto, ha parido una obra de los más interesante.

Y lo es, sobre todo, por su protagonista, Alonso de Salazar y Frías, uno de esos personajes que por sus únicas características captan tu atención: Religioso dotado de una perspicacia e inteligencia extremas, se coloca por mérito propios en esa imaginaria liga en la que estaría codo con codo con los mismísimos Sherlock Holmes o Guillermo de Baskerville, con el que guarda alguna que otra similitud, sobre todo por estamento del que proceden, la Iglesia.

Pero no solo la agudeza hace que sigamos sus pesquisas, sino que el protagonista también guarda un pasado misterioso y oscuro que poco a poco iremos descubriendo, un peso casi imposible de soportar sobre sus espaldas y que hace que tenga una especial inclinación hacia el consumo algo excesivo de caldos con alto contenido de alcohol…

Un impropio comportamiento en Toledo hará que su superior, el arzobispo de la ciudad, le coloque el imaginario manto de inquisidor y, junto a su fiel Gonzalo de Mendoza, ayudante, secretario y, en ocasiones, voz de la conciencia, partan hacia el norte del país, en concreto a Logroño.

Allí serán recibidos, en primer lugar, con inusitada alegría, que se tornará en recelo debido a los punzantes comentarios de Salazar, que no se casa con nadie, viendo las riquezas de las que disfrutan los miembros del estamento religioso mientras el pueblo llano se muere de hambre.

Pero el caso por el que el protagonista está en estas tierras le llevará a Zugarramurdi, donde un inquisitorio tribunal condenó y ejecutó a un grupo de mujeres, de las que tan solo queda con vida aquella que las denunció, una joven francesa llamada María de Ximildegui, que padece el odio y las miradas de recelo de sus convecinos.

Y justo aquí comienza la investigación del Salazar, que antepone la lógica ante las supersticiones y miedos de los habitantes del lugar, que temen que el diablo se ha instalado entre ellos…

¿Y quién sabe? Tal vez sea verdad

En este primer volumen vamos a conocer a los peones de este juego, en el que el misterio y lo aparentemente sobrenatural juegan un papel muy importante, convirtiendo a esta obra en una apasionante experiencia para todos aquellos a los que nos chifla el género fantástico y de terror, mezclado con talento en un entorno histórico.

Salazar 1. Judica Causam Tuam

Guion: El Torres

Dibujo: Ignacio Noé

Tapa dura

80 págs.

22 euros

Nuevo Nueve

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimos artículos

Línea Cinética