InicioReseñasCómics¿El fin del sueño?

¿El fin del sueño?

Acusado, perseguido hasta la extenuación. El Doctor Muerte se va a convertir, súbitamente, en el Enemigo Público Número 1.

Latveria, pequeño país en el que se ha alcanzado la utopía social. No existe el desempleo, ni el crimen y sus habitantes desconocen lo que es el hambre.

Pero este estado del bienestar solo lo ha podido conseguir un hombre que, desde una de las almenas de su imponente castillo, observa a su obediente pueblo. Su rostro se oculta tras una máscara metálica, por lo que desconocemos su expresión.

Él es el Doctor Muerte. Científico, inventor, místico, villano.

Pero, como suele decirse, “todas las cosas buenas tienen que terminar”… Y el dictador de Latveria lo va a sufrir en sus propias carnes cuando todos los dedos le señalen, acusándole de un hecho terrible, un acto inimaginable, que hará que tenga que huir y esconderse, ya que todos los cuerpos de seguridad del planeta y, cómo no, los superhéroes que lo defienden, van en su busca.

En prometedor proyecto Antlion, con el que supuestamente se iba a eliminar la contaminación y el agujero de ozono, es cortado de raíz por unos misiles que son eyectados desde tierras latverianas, por lo que el causante de este ataque está más que claro.

Pero este no va a ser el único problema al que se enfrente el protagonista, ya que últimamente está teniendo extrañas, e inusuales visiones, en el que se ve a sí mismo, con un rostro ausente de cicatrices, felizmente casado y con hijos.

Antes de huir, Muerte deja a cargo del país a su mano derecha, Zora, Victoriosa, que se va a dar cuenta, y de qué manera, que el papel de líder conlleva una responsabilidad y riesgos que hasta ahora desconocía.

Y justo aquí, rendido, despojado de su armadura, Muerte va a iniciar una carrera que lo equipara a Richard Kimball, el famoso doctor y fugitivo catódico. Va a recorrer las calles, valiéndose tan solo de sus conocimientos arcanos para poder defenderse ante la avalancha de ataques que va a sufrir en sus carnes, hechos que le llevarán a un lugar al que nadie quiere acercarse y que huele a azufre…

¿Y Kang El Conquistador que tiene que ver en la trama, con sus súbitas e inesperadas apariciones?

Christopher Cantwell, guionista con una brillante carrera en el ámbito televisivo, ha creado un argumento que te atrapa desde el principio, protagonizado por un villano clásico de Marvel, con el que vamos a, curiosamente, empatizar, cuando le vemos sumergido en esta historia en la que los intereses políticos se mezclan con un juego del  gato y el ratón en el que, el hasta ese momento, indestructible regente de Latveria, se va a ver convertido en un perseguido roedor que trata de averiguar qué o quién le ha arrebatado todo.

Y como dibujante de la serie un profesional de tomo y lomo, uno de los pocos dibujantes que se mantienen al frente de las colecciones en las que trabajan sin fallar ni un solo número, Salvador Larroca. Profesional con una sólida carrera a sus espaldas, que lo ha llevado a todos los rincones del Universo Marvel, además de haber recorrido las estrellas, trabajando una larga temporada en la franquicia Star Wars. Además, en este volumen, escribe el epílogo y ha dibujado una nueva y exclusiva portada.

Este apetecible cóctel artístico ha hecho que esta propuesta haya sido nominada como Mejor Nueva Serie en los últimos premios Eisner, lo que ya es una garantía de calidad.

Doctor Muerte nº 1

Guionista: Christopher Cantwell

Dibujo: Salvador Larroca

Tapa blanda

Color

136 págs.

14 euros

Panini Cómics

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimos artículos

Línea Cinética