InicioReseñasCómicsEl síndrome de Atlas

El síndrome de Atlas

Los poderes de Superman, físicos y mentales, van a ser puestos a prueba en una de sus mayores aventuras.

¿Cuántas veces hemos visto al Hombre de Acero salvar el Mundo? Incontables.

Invasiones aliénigenas, perversos planes maquinados por la malvadas mentes de los supervillanos…

Pero en esta ocasión, sorprendentemente, el hecho que inicia el argumento de esta historia podía haber quedado como un olvidado pie de página en la crónica de sucesos de un periódico. Se trata de un terrible asesinato en la ciudad de Gotham y la desaparición de Alice, una niñita de la que no hay ni rastro.

Pensaréis que éste es un caso más apropiado para el Caballero Oscuro, ¿verdad? Y sí, tenéis razón, ya que es él precisamente el que le relata lo ocurrido a Superman, que desde ese mismo momento, y sin él todavía saber lo que va a suponer el afrontar esta búsqueda, se pone manos a la obra.

Hay pocas pistas, solamente una que señala hacia un distante planeta, Rann, por lo que el héroe deberá, en primer lugar, comentarle su viaje a Lois Lane, la sagaz periodista con la que comparte algo más que espacio en la redacción del Daily Planet.

Si conocéis a Superman, ya sabéis de sobra el compromiso que éste tiene con nuestro planeta, habiéndose convertido con los años y mucho esfuerzo en su mayor defensor, por lo que dejarlo atrás, en la negrura del espacio, supondrá para él una dura decisión.

Y será a partir de ese momento en el que el protagonista se embarque en una peligrosa misión que lo llevará no solo a Rann, sino a caer en un galáctico cuadrilátero que una y otra vez le hará besar el mercenario espacial Mighto.

Pero este solo será el principio de la peripecia ya que, herido, abandonado en la negritud del espacio, será recogido por una raza alienígena que será la única que puede curar sus terribles heridas, aunque pueda suponer un terrible sacrificio para su posible salvador.

Aunque no hay nada más peligroso y letal que… ¿La burocracia? Pues sí, amigos, entre colas y números, Superman estará a punto de desesperar mientras su mente imagina una y mil muertes protagonizadas por la persona a la que más ama.

Uno de los peligros de viajar por el cosmos es que puedes encontrarte con un agujero negro, atravesarlo, perder la memoria y viajar hasta la Segunda Guerra Mundial, donde lucharás codo a codo con el Sargento Rock y su Compañía Easy (increíble homenaje que el dibujante de este cómic hace a la persona que le enseñó todo en la profesión, su padre. El Gran Joe Kubert).

Y así, en una aventura única contra el tiempo y todos los enemigos imaginables, Superman demostrará una y otra vez porque es el mayor héroe de todos los tiempos, y el más indicado para descubrir el paradero de la pequeña y desvalida Alice.

Decir que Tom King es uno de los guionistas del momento es recalcar lo obvio. Obras como El sheriff de Babilonia, Héroes en Crisis, su etapa en la colección Batman, Mister Milagro, Strange Adventures, Rorschach, son garantía absoluta de que vamos a disfrutar de algo único, con una firma muy personal.

Y si a este cóctel de talento añadimos el nombre de Andy Kubert (Doc Savage, Before Waltchmen,The Dark Knight III, Batman…) , pues ¿Qué queréis que os diga? Un dibujante capaz de llevar a la página todo, absolutamente todo lo que se le propone, desde lo más cotidiano a lo espectacular, o el dramatismo más doloroso.

He de confesaros que pensaba que ya lo había leído todo sobre Superman, pero este increíble dúo de artistas me han demostrado que siempre queda una gran historia que contar.

Y ésta es una de ellas.

Superman: Arriba en el cielo

Guion: Tom King

Dibujo: Andy Kubert

Tapa dura

Color

176 pags.

19,95 euros

ECC Ediciones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimos artículos

Línea Cinética