InicioReseñasCómicsUna fuerza de la naturaleza

Una fuerza de la naturaleza

¿Merecen los villanos de toda la vida una segunda oportunidad? Esta miniserie os dará la respuesta a esta cuestión.

Y es que, ¿Quién le iba a decir a Cain Marko, que desde aquel ya lejanísimo primer número de la colección titulada X-Men, y durante muchos años después, en los que le iba a hacer la vida imposible tanto a su hermanastro Charles Xavier como a sus pupilos, que llegaría un momento en el que abandonaría el oscuro sendero de la maldad para dedicarse a tareas más “positivas”?

Pues sí, amigos lectores, es posible salir del lado oscuro. Y si no que se lo digan al protagonista de esta historia, Juggernaut, que pese a seguir vistiendo la armadura que lo convierte en un auténtico misil de varios megatones, imposible de detener, ahora se ha reconvertido y trabaja para esa empresa estatal que se dedica a arreglar todos esos estropicios que día sí, y día también provocan los enfrentamientos entre héroes y malosos.

Su casi infinita fuerza le convierte en el empleado perfecto para estos menesteres, pero claro, lo que él no imagina que una simple inspección en uno perjudicado le va a hacer conocer a una joven con la que va a compartir una gran aventura.

Se trata de D-Cel, una muchachita que emana un tremendo poder de su interior pero se niega, una y otra vez, a admitir que se trata de una mutante, por lo que las broncas con Marko van a ser casi constantes cada vez que él saque el tema, sin ninguna mala intención, más bien todo lo contrario, ya que ella podría ser una perfecta habitante de Krakoa, el lugar en el que ahora todos los homos superior habitan.

En paralelo vamos a sumergirnos en varios flashbacks en los que el protagonista, despojado del rubí carmesí del Cyttorak por la mutante Magyk se va a patear medio mundo tratando de recuperar ese poder que lo hace prácticamente invencible.

Pero claro, ante un personaje de tremendo potencial, al cual pocos habitantes del Universo Marvel puede plantar cara, lo que todos queremos es que en esta miniserie aparezca ese gigantón verde al que todos los Marvel Zombis amamos. Me refiero, claro está, al Increíble Hulk, con el que Juggernaut va a tener más que palabras.

Y es que la vida de este tipo es de todo menos sencilla. Y como ejemplo, la que se lía mientras se celebra un juicio que lo tiene como acusado y, de repente, aparece una amenaza representada por Arenas Movedizas, una villana que ha puesto sus ojos en D-Cel.

Pero claro, como en la mayoría de estos argumentos, hay un poder oculto en las sombras, alguien muy inteligente, con una largo historial delictivo a sus espaldas. Alguien del que, obviamente, no voy a revelaros su identidad, tan solo que hace ya muchos, muchísimos años que le conocemos por sus fechorías…

El argentino Fabián Nicieza se convirtió, por méritos propios a finales de los años ochenta y los noventa, en uno de los grandes guionistas de la editorial Marvel, firmando numerosas y exitosas aventuras protagonizadas por esa gran familia de mutantes llamados X-Men (X-Force, Cable, Deadpool, New Warriors…), entre otros.

Ahora regresa firmando esta apasionante miniserie, y lo hace acompañado por otro grande. Ron Garney, un dibujante que ha plasmado en el papel las aventuras de numerosos personajes de La Casa de las Ideas (Capitán América, Hulk…) y que aquí, con un trazo poderoso, nos muestra a un nuevo Juggernaut, tanto en intenciones como en aspecto, que tratará por todos los medios de permanecer el en buen camino, aunque en ocasiones las circunstancias se lo pongan bastante difícil.

Juggernaut. Imparable

Guion: Fabián Nicieza

Tapa blanda

Color

120 págs.

13,00 euros

Panini Cómics

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimos artículos

Línea Cinética